CONSEJOS MASCOFAUNA PARA CONEJOS

Periodo de adaptación a su nuevo hábitat:

Una vez adquirida nuestra nueva mascota, lo primero que debemos hacer es introducirla a su nueva jaula. Durante las primeras horas hay que dejar al animal tranquilo, sin que nadie lo toque; el mismo probablemente se acurrucará en una esquina de la misma, para luego, al ir ganando confianza, comenzar a explorar su nueva casa.

Los días siguientes, especialmente las primeras semanas hay que dejar que el animal, explore su nuevo hogar con absoluta libertad. Durante esta semana particularmente, observarán que con facilidad el conejo se asusta cuando alguien se le acerca, escondiéndose en algún rincón de la jaula.

Cuando esto suceda, la forma de aproximarse a la misma, será hablándole de forma continua con voz pausada, para que éste vaya reconociendo a los integrantes de la familia. Es muy importante que durante éste período principalmente, no se exponga al animalito a fuertes ruidos de manera que no se asuste.

Después de un tiempo, observarán que al acercarse al animal, este no se esconderá más, lo cual indica que ya se ha adaptado a su nuevo hábitat y ustedes notarán que no sólo no se esconde, sino que en cambio mostrará interés por las personas que lo rodean, acercándose y buscando caricias, mimos, etc.


Enseñándole:

¿Como hacer para que nuestra mascota orine y defeque en un lugar específico?

La jaula que destinemos a nuestra mascota debe ser lo suficientemente grande como para que en esta entre una bandeja que podamos llenar con serrín, virutas de madera no resinosa o piedras absorventes, la cual estará destinada al "baño" de nuestra mascota. Otra opción es dejar que el animal defeque en la jaula y retirar los excrementos regularmente.

Como decíamos antes, al adquirir el animal, debemos dejarlo los primeros días dentro de su jaula, en el lugar que le hayamos destinado. Una vez que el animal hizo sus "necesidades" un par de veces en ese lugar, cuando usted le abra la jaula y pueda correr por la casa, siempre volverá allí para orinar y defecar.


Agua y sus recipientes

El conejo ha de disponer de agua limpia y fresca constantemente. La forma de proveerla varía desde recipientes, botellones semiautomáticos, sistemas de abastecimiento automáticos, etc.

Los mismos deben ser lo suficientemente grandes como para contener de 0.5 a 1 litro de agua para no tener que llenarlos más que una vez al día. En caso de ser recipientes, deben ser lo suficientemente pesados para que el conejo no lo vuelque y resistentes para que no lo rompan.

Lo más aconsejable es conseguir botellones semiautomáticos, puesto que estos contienen la cantidad ideal de agua, son muy higiénicos y el conejo no tiene acceso al mismo, puesto que se ubican fuera de la jaula.

Alimentación del conejo

El alimento debe ser balanceado, por eso nosotros ofrecemos nuestro pienso SPECIAL CONEJOS compuesto por diferentes tipos de hiervas y otros aportes con los que el conejo siempre estará en forma, mantendrá un pelo brillante y mucha vitalidad. Siempre debemos ofrecer a nuestro conejo un alimento balanceado, de buena calidad y que contenga todos los nutrientes que el conejo necesita. Resulta importante que ofrecer al animal fruta fresca, cachitos de zanahoria, lechuga, etc. de esta manera favoreceras a su flora intestinal y se sentirá muy agradecido.

Recipientes y/o contenedores de alimento

El alimento hay que ubicarlo en recipientes dentro de la jaula o colgada de la misma donde tengamos ubicada nuestra mascota. Existen de diversas formas, tamaños y materiales.

Los que se ubican dentro de las jaulas (los de cerámica o plástico), suelen ser los menos prácticos, ya que los conejos pueden rascarlos y volcar el alimento sin esfuerzo alguno. Los metálicos en cambio (que deben ser de buena calidad para que no se oxiden) tienen por lo general alambres para ser colgados dentro de la jaula de nuestra mascota. De esta manera, nuestro conejo tendrá alimento siempre disponible en forma simple e higiénica.

Como toda mascota, los conejos requieren una dedicación diaria. Este pequeño y simpático animalito puede brindarte enormes alegrías, no dudes en consultar a tu veterinario de confianza para recibir más consejos acerca de su cuidado.